‘El escritor nos está colocando frente a unas vidas grises, unas existencias salpicadas por el gotelé del tedio, unos rumbos etilícos o desesperanzados que se mueven entre la niebla; y después deja que nosotros extraigamos conclusiones. No son cuentos grises porque estilísticamente carezcan de brillo, sino porque dibujan cotidianidades huérfanas de fulgor, lo cual es muy distinto.

Con su narrativa de frases cortas e imágenes yuxtapuestas, el madrileño se instala en un modo de contar que, o mucho me equivoco, puede producir resultados muy notables en sus siguientes volúmenes. En éste, desde luego, ya los ha logrado’.

Rubén Castillo, Librario Íntimo.

http://rubencastillo.blogspot.com.es/2017/09/cuentos-grises.html?spref=fb

 

‘…lo apuesta todo a la baza de la voz, del tono de ese narrador, de lo acertado de sus observaciones, lo cual es siempre un riesgo que Hugo Argüelles salva con nota, consiguiendo crear un ambiente de desolación y soledad, pero evitando siempre lo cargado, lo sentimental, lo autocompasivo. La rutina y la cotidianeidad vacía de nuestra sociedad aparecen fríamente analizadas, pegadas al corcho del relato con una aguja precisa que no muestra la sangre, pero sí el dolor del pinchazo’.

Diego Sánchez Aguilar, El Coloquio de los Perros.

https://elcoloquiodelosperros.weebly.com/la-biblioteca-de-alonso-quijano/cuentos-grises

 

‘«Sólo leen novelas» […] un relato que con mucho humor y buenos ramalazos de sexo, cifra bien la crisis de la pareja, convertida ésta en un monstruo jurásico de dos cabezas lectoras (en papel), que busca su propio espacio, tanto como la compañía del otro y donde la huida de uno mismo consiste en un giro de 360 grados’.

Francisco H. González, Devaneos.

http://www.devaneos.com/2017/cuentos-grises-hugo-arguelles/

 

‘Hugo Argüelles nos presenta situaciones del día a día, referencias que nacen desde la mirada atenta sobre el mundo, pero siempre huyendo del final feliz y edulcorado. Sin duda, relatos para pensar sobre uno mismo y sobre lo que nos rodea’.

Tensy Gesteira, Lecturafilia.

https://lecturafilia.com/2017/08/22/cuentos-grises/

 

‘Encuentro más real el punto de vista, de vida, de los protagonistas de estos relatos. El pasar diario es aburrido, gris; no soy quien quise ser, no suelo cumplir mis deseos. Hay en estas historia breves cerveza, libros, películas y sí, yo lo he visto, gente jugando al criquet en una plaza de Lavapiés’.

Luis Miguel Sotillo, Literatura+1

http://literaturamasuno.blogspot.com.es/2017/09/cuentos-grises-hugo-arguelles.html

‘Dentro de este tono general encontramos, como en todo libro de relatos, diferentes variantes, distintas gamas de ese gris que los libros de autoayuda nos niegan y que este crudo libro nos muestra a veces con delectación’.

Basilio Pujante, Semanario El Nororeste, Lecturas Iletradas.

http://lecturasiletradas.blogspot.com.es/2017/10/cuentos-grises-hugo-arguelles-boria.html

‘En la vida no todo es de color de rosa, y en la literatura, que es un reflejo de la vida, tampoco tiene por qué serlo. Para dar cuenta de ello, Hugo Argüelles nos presenta Cuentos grises. En este libro de relatos, el autor alcanza su objetivo: dejar de lado los temas típicos con finales felices, tan habituales en la oferta literaria, los superventas que nos cuentan historias fantásticas de un futuro lejano o de un pasado remoto y las relaciones amorosas imposibles’.

Raúl Medina, Letras de Contestania.

Cuentos grises (Hugo Argüelles)